Trucha escabechada

La trucha es un pescado bastante insípido y hay que darle un poco de  “alegría” para mejorarla.
Esta receta es de cosecha propia, quiero decir que no me la ha pasado nadie ni he hecho ninguna modificación.
Lo bueno de esta receta es que se puede comer fría o caliente

Ingredientes:       (Para cuatro personas).


* 2 o 3 filetes de trucha, dependiendo del tamaño.
* 2 cebollas o cebolletas medianas.
* 1 diente de ajo mediano.
* 1 hoja de laurel.
* 1 clavo (especia).
* Aceite de oliva, vinagre de sidra (puede ser de vino), vinagre de Módena, sal pimienta y perejil.
                                                                             

Preparación:


Lavar bien los filetes de trucha, salpimentarlos (si no os gusta la pimienta suprimirla) y reservar.

Trocear finamente las cebollas al igual que el ajo. En una cazuela baja pero ancha (para que quepan mejor los filetes de trucha), poner el aceite, el clavo, la cebolla, el ajo y el laurel. Dejar pochar, con cuidado de que no se queme la cebolla.

Una vez pochado, añadir los filetes de trucha y dejarlos unos minutos, pasados los cuales echamos el perejil troceadito y un buen chorro de vinagre de sidra y otro buen chorro del de Módena.

Todo ello a fuego de mediano a fuerte para que hierva enseguida.Cuidado con los ojos porque el vinagre pega mucho. Bajamos el fuego y pasados 5 o 7 minutos retiramos.
                                               

Y ya esta, la trucha lista para comer.

Consejo: Es preferible hacerlo de víspera, para que la trucha coja bien los sabores.




Deja un comentario