Pastel de verano con atún

Cuando llegan las temperaturas veraniegas nos molenta mucho entrar en la cocina a guisar o a encender el horno. Éstas recetas frescas son la mejor solución, entretienen un poco, pero merece la pena, están sabrosas y son muy completas.


Ingredientes: (Para seis personas).

Para el relleno.

  • 180 gr de atún en escabeche (escurrido).
  • 1 tomate maduro mediano.
  • 3 huevos cocidos.
  • 1 huevo cocido para decorar, opcional.
  • 5-6 hojas de lechuga (rizada, hoja de roble…).
  • Pan de molde especial para éstos pasteles, el de Mercadona va genial. La cantidad de rebanadas depende del número de capas que lleve el pastel.
  • La decoración al gusto.

Para la salsa rosa.

  • 10 cucharadas soperas colmadas de mayonesa.
  • 3 cucharadas soperas sin colmar de brandy.
  • 5 cucharadas soperas colmadas de ketchup.
  • Unas 8 gotas de salsa de tabasco o picante, todo depende de lo amantes que seamos del mismo.


Preparación:

Escogemos un molde rectangular, el elegudo es de 25 x 17 x 6 cms. Forramos con film transparente, que quede bastante sobrante por fuera del molde y reservamos.

Cocemos los huevos enteros y con cáscara en una cazuela con agua, durante 10 minutos, retiramos del fuego, escurrimos y refrescamos con agua. Pelamos y reservamos.

Lavamos y picamos en Juliana fina las lechugas y reservamos.

De la salsa.

En un bol mediano mezclamos todos los ingredientes, removemos bien hasta que conseguir una salsa con un color homogéneo y reservamos (la cantidad de los ingredientes puede variar según nuestros gustos).

Del relleno.

Pelamos el tomate, picamos en trocitos menudos y pasamos a un bol. Incorporamos 3 de los huevos cocidos y picados muy finamente, mezclamos bien, añadimos parte de la salsa rosa, lo justo para que quede una mezcla homogénea. Reservamos. En otro bol echamos las lechugas picaditas y el atún bien escurrido, mezclamos bien, añadimos parte de la salsa hasta que quede todo bien mezclado y reservamos.

Disponemos las rebanadas de pan de molde de base, cubriendo el fondo, para el molde elegido he puesto una rebanada entera y otra cortada por la mitad a lo largo. Repartimos un poco de la salsa rosa, sin exagerar, sólo untar las rebanadas y añadimos la mitad de la mezcla del tomate y el huevo, repartimos bien.

Cubrimos con otra capa de pan, impregnamos con salsa rosa de nuevo, echamos la mitad de la mezcla de las lechugas y el atún, repartimos bien, volvemos a cubrir con otra capa de pan, untamos con salsa y continuamos con el mismo proceso anterior (en total dos capas de tomate y dos de lechuga), para teminar con una capa de pan de molde.

Envolvemos con el film sobrante, procurando que quede bien prieto, ponemos peso encima, botellas de aceite o bricks de leche, para que el pastel quede compacto. Y llevamos a la nevera para que se refresque (mejor si lo hacemos la víspera).

Sacamos del frigorífico, desmoldamos con cuidado, decoramos al gusto (mayonesa, salsa rosa, el huevo cocido restante, aceitunas…) y…

¡Capricho de Dioses!


Consejo: Los huevos se pueden cocer con antelación. Es conveniente preparar el pastel de víspera, dejando la decoración para justo antes de servir. Si vemos que nos quedamos escasos con la salsa rosa, haremos a medida que la necesitemos, en mi caso tuve que hacerla dos veces.



Sí­guenos en Facebook: facebook.com/masqpostres
En Instagram: instagram.com/_masqpostres

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:  hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscrí­bete pinchando en «Suscribir», en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

Imprimir

Deja un comentario