Tarta de ciruelas con mermelada

La pasta quebrada también llamada brisa, se utiliza como base para tartas y tartaletas dulces y también platos salados. Es la masa que se pone de base, por ejemplo, en las quiches y otras tartas saladas.

Este es un postre fácil que se prepara en el horno. Queda como resultado una tarta jugosa, distinta y en su punto de dulzor.

Necesitaremos para la base Pasta quebrada (este es el enlace).

Dejo otras recetas que llevan éste tipo de base, algunas dulces son muy de temporada:  Tarta de higos, Tarta de manzana (Apple Pie) , Tarta de yogur y fresas, Tarta de calabaza.

Otras saladas que están muy ricas:

Quiche de verduras, Quiche de calabacín con panceta (bacon) , Quiche de salmón, Quiche de morcilla, espinacas y manzana.

Ingredientes:           (Para seis u ocho personas).
  • 200 gr de pasta quebrada. Puede ser casera o comprada. En este caso la he hecho en casa.
  • 50 gr de azúcar.
  • 75 gr de ciruelas pasas sin hueso.
  • 400 ml de leche.
  • 200 ml de leche evaporada. La receta original lleva nata.
  • 2 huevos.
  • Mermelada de ciruela. La receta lleva de albaricoque.
  • Frambuesas para decorar. Opcional.
Preparación:

Escogemos el molde ( 23 cm de diámetro por 7 de altura, aunque puede ser más pequeño), preferentemente desmoldable. Cubrimos con papel de horno la base, que al cerrar el molde, sobre por los laterales. Reservamos.

 

 

 

 

 

 

Precalentamos el horno a 170ºC, calor arriba y abajo.

Colocamos la pasta quebrada sobre el papel del fondo del molde y la vamos estirando con los dedos, procurando que quede del mismo grosor en todas parte y que suba por los laterales del mode como 1 cm aproximadamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Introducimos en el horno caliente y horneamos durante 15 minutos. Sacamos del horno y reservamos. Deberá quedar dorada, se terminará de hacer en el proceso.

 

 

 

 

 

 

Abrimos las ciruelas pasas y repartimos sobre la galleta, colocándolas con la piel hacia arriba.

 

 

 

 

 

 

En un bol grande mezclamos la leche, la leche evaporada, el azúcar y los huevos, batimos con una varilla eléctrica y vertemos en el molde, sobre las ciruelas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Horneamos la tarta a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 45 minutos.

 

 

 

 

 

 

Dejamos enfriar y desmoldamos. Con el papel será más fácil pasarla a la fuente o plato elegido para presentar. Pintamos la superficie con la mermelada.

Podemos decorar con frambuesas, unas hojitas de menta… En fin, la cocina es imaginación.

 

 

 

Consejo:  Como ya sabemos y os digo siempre,  cada horno es un mundo, el tiempo es orientativo, depende de la potencia del mismo. Yo la he hecho de víspera. Desmoldaremos y pintaremos con la mermelada un rato antes de servir. La mermelada más común para éstos casos es la de albaricoque o melocotón, pero la he puesto de ciruela porque me han regalado un tarro y es casera. ¿Cómo resistirme?

 

 

Visí­tanos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Danos tus opiniones o consultas en el correo: hola@masqpostres.es

O si quieres recibir al momento nuestras nuevas recetas, pincha en «Suscrí­bete» en el margen superior derecho de nuestro blog o en el inferior desde tu móvil.

Imprimir

Esta receta está incluida en Postres.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.