Tarta fácil y rápida de nata y fresa

Con ésta tarta podemos preparar un postre de fiesta con un resultado más que asegurado porque ¡siempre sale bien!

Además otro punto a su favor: No necesitamos horno.

 

Enlaces de recetas fresquitas para el verano sin horno y fáciles de hacer:

Tarta tres chocolates, Tarta mousse de chocolate, Gelatina de frutas, Tarta de yogur, mascarpone y Nutella, Tarta de queso fácil sin horno, Semiesfera de piña.

 

Ingredientes:          (Para seis u ocho personas).

 

Para la tarta.

  • 250 gr  de fresas. Se pueden sustituir por frambuesas, arándanos…
  • 80 gr de azúcar para las fresas.
  • 50 gr de azúcar para la nata.
  • 400 ml de nata para montar.
  • 150 ml de leche.
  • 6 hojas de gelatina neutra o 1 sobre (seguir instrucciones del fabricante).
  • Zumo de 1 limón.

 

Para la base.

  • 80 gr de galletas tipo María.
  • 50 gr de mantequilla.

 

Preparación:

Dejamos el brick de nata en un bol con hielos, en la nevera, por lo menos 1 hora antes de preparar la receta.

Exprimimos el limón y reservamos el zumo.

En éste caso utilizaremos un molde desmoldable de unos 18 cm de diámetro. Forramos el fondo con papel de horno, para facilitar el desmoldado.

Ponemos la gelatina a hidratar y reservamos.

Trituramos las galletas con el accesorio para estos menesteres, las pasamos a un bol, derretimos la mantequilla en el microondas y mezclamos con las galletas. Pasamos la masa al fondo del molde, procuramos extenderla bien y llevamos al frigorífico hasta que lo necesitemos.

Limpiamos bien las fresas, quitamos el pedúnculo, troceamos y las ponemos en un cazo junto con los 80 gr de azúcar y el zumo del limón. Dejamos cocer hasta que las fresas se ablanden, trituramos con la batidora, dejamos enfriar y reservamos.

Calentamos la leche en el microondas y echamos la gelatina bien escurrida. Removemos hasta que se diluya y reservamos.

En el mismo bol que está en la nevera, bien frío y escurrido, montamos la nata con los 50 gr de azúcar, añadimos la leche con la gelatina y mezclamos bien hasta que coja firmeza.

Separamos 2/3 de la nata y el resto reservamos para mezclar con el puré de fresas.

Sacamos el molde de la nevera, vertemos sobre la base de galleta la mezcla de nata (los 2/3), alisamos la superficie y dejamos en la nevera una media hora, hasta que cuaje un poco.

Mezclamos el tercio de la nata reservada con el puré de fresas.

Una vez semi cuajada la mezcla de la nata que está en la nevera, vertemos con cuidado la mezcla de nata y fresas. Alisamos bien y dejamos reposar en el frigorífico como mínimo un par de horas antes de servir.

Ya cuajada nuestra tarta, desmoldamos pasando un cuchillo alrededor del molde, entre la tarta y el molde.

Podemos decorar con unas fresas enteras o fileteadas, azúcar glas, unas hojas de menta… O Tal cual, una tarta bicolor.

 

 

Consejo: La he hecho la víspera, así seguro que está bien cuajada.

 

 

Síguenos en Facebook: facebook.com/masqpostres.

En la web: www.masqpostres.es

También puedes mandarnos tus recetas, opiniones, sugerencias…

a nuestro correo electrónico: hola@masqpostres.es

Pero si prefieres recibir nuestras nuevas recetas al instante, puedes suscribirte pinchando en “Suscríbete”, en la parte superior derecha de nuestro blog o desde tu móvil abajo a la izquierda.

Deja un comentario