Quiche de verduras

Quiche: Es una tarta o pastel que tiene su origen el la cocina francesa. Sus ingredientes principales son los huevos, la leche y la masa quebrada, y se cocina al horno. El relleno se puede completar con verduras, carne o diferentes tipos de queso.
Esta receta es de Bruno Oteiza, un cocinero que tiene algunas recetas fáciles y sabrosas. También he hecho alguna de sus recetas de postres.

Ingredientes:              (Para cuatro o seis personas).

* 1 lámina de pasta quebrada o brisa.
* 1 puerro grande.
* 1 zanahoria mediana.
* 1/2 calabacin.
* 150 gr de setas variadas. Valen perfectamente las congeladas de Mercadona.
* 1 loncha gruesa de jamón. El que os guste.
* 140 gr de queso rallado variado. El que os guste.
* 2 huevos.
* 200 ml de leche evaporada.
* Aceite de oliva, sal, pimienta, perejil picado, nuez moscada en polvo, puede ser rallada si es fresca.

Preparación:

Precalentamos el horno a 190ºC, calor arriba y abajo.
Forramos un molde desmoldable con la pasta brisa, colocamos encima el papel que trae y vertemos unos garbanzos para que la masa no suba (tengo ya unos para estos menesteres, siempre los mismos). Horneamos a 190ºC, calor arriba y abajo, colocando el recipiente de la parte media del horno hacia abajo, para que la masa se nos dore por la parte inferior, durante 12-15 minutos.

Mientras: Troceamos el jamón, limpiamos y troceamos las verduras por separado, y las setas. Reservamos.

En una  olla baja y ancha vertemos un chorro de aceite de oliva, echamos la zanahoria y esperamos a que se dore un poco, seguimos con el puerro picado, removemos, que se vaya pochando.

Incorporamos el jamón, que no se haga mucho porque queda seco, removemos y echamos el calabacin. Rehogamos hasta que veamos que esta blando, añadimos las setas, sazonamos, teniendo en cuenta que el jamón lleva sal, damos unas vueltas al guiso, unos 7 minutos. Aunque no quede bien hecho, no importa, en el horno termina de hacerse.

Pasamos todo a un bol. Vertemos la leche evaporada, los huevos un poco batidos, salpimentamos, espolvoreamos el perejil. Añadimos la nuez moscada, el queso rallado (reservamos un poco para espolvorear al final) y mezclamos todos los ingredientes.

Vertemos toda esta crema sobre la masa horneada, extendemos bien, espolvoreamos por encima el resto del queso y horneamos a 180ºC durante 35 minutos en la parte media baja del horno.

Una vez hecho, sacamos, dejamos reposar unos minutos, desmoldamos y servimos.



Os confieso “un secretito”: Como no he encontrado ni pasta quebrada ni brisa, lo he hecho con esta masa. Me dí cuenta de que era rectangular cuando la abrí (ya sé que lo pone), lo que hice fue estirarla un poco con el rodillo para que me cubriera el molde redondo y las puntas sobrantes las metí hacia dentro del molde, para no desperdiciar nada.

Está riquísimo.

Consejo: El relleno, me refiero a lo que pochamos (verduras, jamón…) lo podemos hacer con anterioridad. Dejaremos para el final le mezcla de la leche, queso… y el montaje. Ojo con el tiempo de horneado, cada horno es un mundo.


Deja un comentario