Magdalenas de calabaza, canela y jengibre

Estamos en otoño y uno de los productos estrella es la calabaza, aunque la podamos encontrar todo el año en las tiendas.

Hoy preparamos un postre “multiusos”, puede ser un buen desayuno, o una estupenda merienda, un exquisito acompañamiento para una infusión, o un preciado regalo. Sea cuál sea, resultan unas magdalenas jugosas, esponjosas, ricas y nada empalagosas. El jengibre deja un sabor al final muy sutil y rico.


Ingredientes:          (Dependiendo tamaño 16 unidades).
  • 300 gr de calabaza limpia de piel y pipas.
  • 175 gr de harina de trigo.
  • 80 gr de azúcar moreno.
  • 60 ml de aceite de oliva suave o girasol.
  • 135 ml de leche. Se puede poner bebida de almendras, soja…
  • 2 huevos grandes.
  • 1/2 sobre de levadura en polvo tipo Royal.
  • 1/2 cucharadita de postre de jengibre en polvo.
  • 1 cucharadita de postre de canela en polvo.
  • 1 pizca de sal.
  • Agua para cocer la calabaza.
  • Azúcar glas para decorar. Opcional.


Preparación:

Cuando esté blanda retiramos. Escurrimos bien el agua en un colador, aplastamos con un tenedor y reservamos.

Escogemos los moldes o capsulas para las magdalenas, que no sean demasiado grandes y reservamos. He puesto las cápsulas de las magdalenas en un molde con el fin de que no se esparramen demasiado.

Tamizamos la harina con la levadura, incorporamos el jengibre, la canela y la sal, mezclamos bien y reservamos.

Batimos en un bol hermoso, con las varillas eléctricas los huevos y el azúcar hasta que quede una especia de crema.

Y añadimos el puré de calabaza, mezclamos bien con las varillas eléctricas.

Incorporamos la leche y el aceite, seguimos batiendo con las varillas. Por último echamos la mezcla de la harina y seguimos batiendo. Quedará como una crema.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Vamos rellenando los moldes con la crema, pero no hasta arriba, unas 3/4 partes, para que no se desborden en el horno.

Horneamos unos 15-20 minutos a 180ºC, calor arriba y abajo. Pinchamos con un palito, si sale limpio están hechas.

Dejamos enfriar. Decoramos si queremos y… Ñam…Ñam…


Consejo: Ya sabemos que el tiempo de horneado depende de la potencia del horno. Las he hecho de víspera. El puré de calabaza se puede hacer con antelación, guardamos en un tupper bien cerrado y al frigorífico. Para que se conserven jugosas, las guardaremos en un caja de metal una vez bien frías.



Sí­guenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:  hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscrí­bete pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

Imprimir

Deja un comentario