Bizco-flan

A ver si el resultado es tan curioso como el título. Al ser una mezcla espero que quede jugoso. Y queda muy jugoso.

 

Enlaces de otros postres con flan o similar:

Flan de manzana al microondas, Flan de calabaza, Flan de limón y leche condensada, Tarta de flan, Pudin de galletas y frutos secos, Pudin de yogur con pasas, Pudin de pera.

 

Ingredientes:         (Para seis personas).

 

Para el flan.

  • 500 gr de leche.
  • 120 gr de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 1/2 cucharadita de postre de vainilla en polvo o 2 gotas si es líquida.

 

Para el bizcocho.

  • 90 gr de azúcar.
  • 90 gr de harina.
  • 3 huevos.

 

Para el caramelo.

  • 6 cucharadas soperas, sin colmar demasiado, de azúcar.
  • Una gotas de limón.

 

Preparación:

Escogemos el recipiente para nuestro postre, en ésta ocasión una fuente de cristal rectangular de 17 x 25 x 5 cm.

 

Del caramelo.

Hacemos el caramelo en el mismo molde, echamos el azúcar y las gotas de limón, lo llevamos al fuego bajo, dejamos que se dore.

Retiramos del fuego, OJO QUE EL MOLDE QUEMA y repartimos bien por las paredes del molde. Reservamos.

 

Del flan.

En un bol echamos todos los ingredientes del flan, batimos con las varillas eléctricas hasta que quede todo bien mezclado.

Vertemos con cuidado sobre el molde caramelizado. Reservamos.

 

Del bizcocho.

En otro bol ponemos los huevos y el azúcar, batimos bien con las varillas eléctricas, que aumente de tamaño y añadimos la harina, mezclamos suavemente y con movimientos envolventes, con ayuda de una lengua de repostería, hasta que quede todo incorporado, con aspecto de crema.

 

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Vertemos muy despacio sobre el flan de forma que no se mezcle demasiado.

Como haremos nuestro bizco-flan al baño María, metemos nuestro molde en otro más grande con agua, sin llenar demasiado porque al hervir se nos puede inundar el postre.

Introducimos en el horno, a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 45 minutos, si vemos que se tuesta demasiado la superficie, cubriremos con papel de aluminio. Pincharemos con un palito de brocheta para comprobar que está hecho, si sale limpio nuestro bizco-flan está listo.

Dejaremos enfriar en el molde, una vez frío lo llevaremos a la nevera.

Serviremos frío a temperatura ambiente. En cuanto a la decoración… ¡Imaginación al poder!

Aunque creo que con el caramelo es suficiente.

 

 

Consejo: Lo he hecho la víspera. El tiempo de cocción es orientativo, cada horno es un mundo. Si no somos muy golosos pondremos menos cantidad de azúcar al caramelo.

 

 

Sí­guenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:

hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscrí­bete pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

This entry was posted in Postres.

Pastel de setas, jamón y queso

Una forma distinta de comer setas, jamón y patatas: en forma de pastel. La receta original va en raciones individuales, pero yo he hecho un pastel grande.

 

Ingredientes:           (Para seis personas).
  • 600 gr de setas. Las que os gusten, pueden ser variadas.
  • 200 gr de queso para el relleno. Vuestra variedad favorita.
  • 100 gr de queso para rallar.
  • 200 gr de jamón cocido ( unas 2 lonchas gruesas).
  • 100 ml de salsa de tomate.
  • 8 chalotas.
  • 2 dientes de ajo.
  • 6 patatas medianas.
  • Aceite de oliva, sal, pimienta, perejil.

 

Preparación:

Escogemos el molde para nuestro pastel, en éste caso me he decantado por una fuente de horno rectangular de 19 x 29 cm de lado y 4 de profundidad. Lo forramos con papel de horno, una tira a lo largo y otra a lo ancho, que sobre por los lados para que podamos desmoldarlo mejor. Reservamos.

En una cazuela amplia y onda echamos agua, las patatas con piel y sal. Ponemos al fuego y las cocemos hasta que queden blandas. Dejamos templar para poder manipular, las pelamos, troceamos y pasamos por el pasapurés.

Las colocamos en un bol, agregamos un chorrito de aceite de oliva, la salsa de tomate, salpimentamos, espolvoreamos con perejil picado, removemos bien y reservamos.

Limpiamos y picamos las setas menudas. Reservamos.

Cortamos el jamón y 200 gr de queso en dados. Reservamos.

Rallamos los 100 de gr de queso y reservamos.

Pelamos las chalotas y los dientes de ajo, cortamos en daditos menudos.

Y rehogamos en una cazuela baja y ancha con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté todo pochado añadimos las setas, subimos el fuego, removemos, salpimentamos y salteamos unos 5 minutos.

Pasamos todo lo de la cazuela a otro bol, incorporamos el jamón y el queso (he hecho todo con antelación, pero éste paso del queso lo dejé para hacerlo el día de su consumo) y mezclamos bien. Reservamos.

Precalentamos el horno a 190ºC, calor arriba y abajo.

En el molde elegido ( si son individuales hacemos lo mismo en todos), extendemos una base de puré de patata, repartimos bien por todo el fondo del recipiente.

Por encima echamos la mezcla de setas, jamón y queso.

Volvemos a repartir bien y colocamos otra capa de puré de patata, extendemos y rematamos con el queso rallado.

Introducimos en el horno a 190ºC, calor arriba y abajo, durante unos 15 minutos. El último minuto pasamos el horno a modo gratinar para que se tueste un poco el queso.

 

Adornamos a gusto y servimos caliente.

 

 

Consejo: En la preparación del relleno he seguido todos los pasos y lo he hecho con antelación, hasta el momento de añadir el queso a las setas, paso que he dejado hasta el día de su consumo, junto con la elaboración del puré y el montaje.

 

 

Sí­guenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:

hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscrí­bete pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

 

Tarta de mango y requesón

Una tarta casera, un postre con un toque de fruta y queso, relleno de crema de requesón y cubierto con gelatina de mango. Delicada, suave, jugosa y nada empalagosa.

 

Ingredientes:         (Para ocho o diez personas).

 

Para la base.

  • 1 paquete de galletas María o similares. Unas 40 galletas aproximadamente.
  • 250 gr de mantequilla.
  • 1 huevo.

 

Para la crema de requesón.

  • 250 gr de requesón.
  • 2 yogures naturales.
  • 1 huevo.
  • 4 cucharadas soperas de azúcar. Depende de lo golosos que seamos.
  • 2 cucharadas soperas de harina de maíz refinada, tipo Maicena.
  • 1 vaso de leche evaporada. Unos 250 ml.

 

Para la gelatina.

  • 1 mango grande.
  • 3 hojas de gelatina.
  • 75 gr de azúcar.
  • Un chorro de agua.

 

Para la cobertura.

  • 1/2 mango. O lo necesario para decorar nuestra tarta.
  • Hojas de menta para decorar. Opcional.

 

Preparación:

He elegido un molde desmoldable ( 24 x 16 cm) y he puesto papel de horno en la base para desmoldar mejor.

 

De la base.

Dejaremos la mantequilla a temperatura ambiente durante al menos una hora para que coja textura pomada.

Machacamos las galletas en un mortero o un bol grande, que se deshagan, si queda algún trozo no importa.

Añadimos la mantequilla, mezclamos y echamos un huevo, amasamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Extendemos la masa por toda la superficie y bordes del molde elegido (con el fin de que no se nos salga el relleno), dejamos enfriar en la nevera mientras hacemos el resto de la receta.

 

De la crema.

Precalentamos el horno, calor arriba y abajo, a 180ºC.

Colocamos el requesón en un bol amplio, cascamos el huevo, agregamos el azúcar, batimos con las varillas eléctricas.

Añadimos el yogur natural, vertemos el vaso de leche evaporada y batimos con las varillas eléctricas.

Cubrimos la base de la tarta con la mezcla del requesón y lo introducimos en el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 35 minutos.

 

De la gelatina.

Remojamos las hojas de gelatina en agua fría.

Por otro lado, pelamos y troceamos el mango, lo introducimos en un vaso batidor y agregamos el azúcar y el chorrito de agua. Trituramos bien. Reservamos.

En un cazo calentamos un poco del puré de mango e introducimos la gelatina bien escurrida, retiramos del fuego, removemos para que se diluya bien.

Añadimos todo ello al vaso batidor y trituramos de nuevo. Dejamos que se temple.

Cubrimos la tarta con el puré de mango y dejamos gelificar, primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico durante 1 hora aproximadamente.

 

De la cobertura.

Éste paso lo haremos justo antes de servir.

Cortamos unas láminas de mango finas, las pasamos a una sartén caliente sin aceite y dejamos que se hagan un poco por cada lado.

Pasamos nuestra tarta al plato o fuente de presentación …..

Retiramos las láminas de mango de la sartén, dejamos templar y las colocamos sobre la tarta como más nos guste a modo de decoración.

 

 

Consejo: He realizado todo el proceso de nuestra tarta la víspera, excepto la decoración con el mango salteado, que lo he dejado para justo antes de servir. También podemos poner las láminas de mango tal cual, sin pasar por la sartén.

 

 

Visí­tanos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Danos tus opiniones o consultas en el correo: hola@masqpostres.es

O si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, pincha en “Suscrí­bete” en el margen superior derecho de nuestro blog o en el inferior desde tu móvil.

 

This entry was posted in Postres.

Trenza rellena de cabello de ángel y manzana

Otra de esas recetas de Internet que merece un lugar en nuestro recetario.

Para “chuparse los dedos” porque el cabello de ángel que lleva es casero. Resulta un postre muy jugoso, nada empalagoso.

 

Ingredientes:          (Para seis u ocho personas).
  • 1 plancha de hojaldre rectangular. Me gusta la de Lidl, pero a vuestro gusto.
  • 250 gr de cabello de ángel.
  • 2 manzanas hermosas. He puesto Golden, pero a vuestro gusto.
  • El zumo de 1/2 limón.
  • 1/4 de cucharadita de postre de canela. Opcional.
  • 1 huevo para pincelar.
  • Azúcar moreno y almendras crocantes para decorar. Opcional, podemos decorar solamente con el huevo.

 

Preparación:

Desplegamos la plancha de hojaldre, la dejamos sobre el mismo papel y la colocamos en la bandeja de horno.

Pelamos y rallamos la manzana con un rallador por la parte mas gruesa, sobre un bol.

Y le añadimos el zumo de limón para que no se oxide demasiado. Mezclamos todo y reservamos.

En otro bol echamos el cabello de ángel e incorporamos la canela, removemos y reservamos.

De forma imaginaria dividimos en 3 partes iguales el hojaldre a lo largo, de manera que dejemos una parte central y dos laterales para hacer tiras que servirán para trenzar la trenza, pondremos la misma cantidad de tiras en los dos lados. Pinchamos con un tenedor la parte central para que no suba demasiado en el horno.

Pincelamos con el huevo batido los extremos del hojaldre para que una vez relleno quede bien cerrado, así evitamos que se nos salga el relleno.

Pondremos una cama de cabello de ángel sobre la parte central del hojaldre y lo repartimos muy bien. Sobre ésta cama repartimos bien la manzana rallada.

Empezamos a formar nuestra trenza, pegamos bien el extremos gracias al huevo pincelado y vamos trenzando las tiras del hojaldre.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Una vez formada la trenza, pincelamos bien con el huevo, espolvoreamos el azúcar moreno y las almendras crocantes.

Llevamos la trenza al horno y horneamos a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 30-35 minutos. Debe quedar dorada, no quemada.

Sacamos y dejamos enfriar.

 

No necesita más decoración, ¿verdad?

 

 

 

Consejo: Éste postre conviene hacerlo el mismo día de su consumo, porque el hojaldre se humedece con el relleno y no quedará tan crujiente si lo hacemos la víspera. Como os digo siempre, el tiempo de horneado depende de la potencia del horno, cada uno es un mundo.

 

 

Síguenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:

hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscríbete pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

This entry was posted in Postres.

Huevos “marineros”

Recetas de huevos rellenos hay miles, en cada casa habrá varias y muy ricas, lo mismo que en éste blog. La receta que presento hoy es de “cosecha propia”, aunque seguro, seguro, que ya existe por esos “mundos de Internet”

 

Enlaces otras recetas con huevos: Huevos rellenos “sencillos”, Huevos “mimosa”, Huevos rellenos “envueltos”, Huevos con patatas al horno.

 

Ingredientes:             (Para cuatro personas).
  • 8 huevos.
  • 100 gr de gambas. He elegido congeladas y peladas.
  • 180 gr de bonito en aceite ya escurrido.
  • 40 gr de salmón ahumado.
  • 4 palitos de cangrejo pequeños.
  • 1/4 de cebolleta pequeña.
  • Mayonesa para ligar los ingredientes.
  • Perejil picado para decorar.

 

Preparación:

Cocemos los huevos enteros y con cáscara en agua durante 10 minutos. Una vez cocidos escurrimos y refrescamos bajo el grifo. Los pelamos, cortamos por la mitad a lo largo, retiramos las yemas y disponemos en el plato o bandeja de presentación las claras. Reservamos.

Cocemos las gambas en agua con sal durante un minuto, escurrimos, refrescamos con agua fría y reservamos.

Vamos picando de forma muy menuda los ingredientes. Reservamos.

En un bol amplio ponemos las yemas, reservamos un par para decorar, las aplastamos con un tenedor, añadimos el resto de los ingredientes, excepto la mayonesa, picados muy menudos, mezclamos bien e incorporamos la mayonesa justa para que liguen los ingredientes.

Removemos y con ayuda de una cucharilla de postre vamos rellenando las claras. Hecho ésto, decoramos a gusto: con las yemas reservadas deshechas y perejil picado, con cebollino picado…

 

¡Vaya presencia!

 

 

Consejo: Los huevos y las gambas se pueden cocer la víspera, así tendremos algo de trabajo adelantado. Los podemos poner como plato principal, como aperitivo también serían una buena opción.

 

 

Visítanos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Danos tus opiniones, recetas o consultas en el correo:

hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante las nuevas recetas, suscríbete en el botón “suscribir” en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior desde tu móvil.

Bizcocho de piña y caramelo al ron

Un bizcocho sin complicaciones, muy jugoso, con piña y un caramelo con un toque de ron. Los bizcochos siempre son apetecibles, en desayunos, meriendas…

 

Ingredientes:          (Para ocho personas).

Para el bizcocho.

  • 125 gr de harina.
  • 75 gr de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 1/4 de piña natural.
  • 1/2 cucharadita de postre de vainilla en polvo.
  • Mantequilla y harina para untar el molde.
  • Unas hojas de menta para decorar. Opcional, la decoración a vuestro gusto.

 

Para el caramelo.

  • 50 gr de azúcar.
  • 100 ml de agua.
  • 150 ml de ron.

 

Preparación:

Del bizcocho.

Los huevos deben estar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina con ayuda de un colador y reservamos.

 

 

 

 

 

 

Escogemos un molde, en éste caso he elegido uno rectangular de 25 por 16 cm de base aproximadamente. Untamos con mantequilla, espolvoreamos con harina.

 

 

 

 

 

 

Colocamos encima a lo largo (de lado a lado) una tira de papel de hornear, dejando pestañas a cada lado para que sea más sencillo de desmoldar.

 

 

 

 

 

 

Pelamos y limpiamos la piña.

 

 

 

 

 

 

La cortamos en lonchas de medio centímetro de grosor y en forma de “medias lunas”. Reservamos.

 

 

 

 

 

 

Disponemos la piña en el molde, sobre el papel de horno, cubriendo bien el fondo. Reservamos.

 

 

 

 

 

 

En un bol amplio, cascamos los huevos, batimos con una batidora de varillas eléctrica.

 

 

 

 

 

 

Añadimos la vainilla y el azúcar (los 75 gr). Seguimos batiendo hasta que espumen y blanqueen.

 

 

 

 

 

 

Precalentamos el horno a 190ºC, calor arriba y abajo.

Añadimos la harina tamizada y mezclamos muy suavemente con una lengua.

 

 

 

 

 

 

Vertemos la mezcla sobre la piña y horneamos a 190ºC, calor arriba y abajo, durante 20 minutos. Pinchamos con un palito de brocheta, si sale limpio está cocido, si no lo dejaremos unos minutos más.

 

 

 

 

 

 

Sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos. Empapa mejor el caramelo al ron cuando está templado.

 

Del caramelo.

Ponemos a calentar en una sartén el azúcar (los 50 gr), removemos hasta que se funda.

 

 

 

 

 

 

Vertemos el ron, mezclamos bien. El caramelo se cristaliza, seguimos removiendo hasta que quede totalmente líquido.

 

 

 

 

 

 

Añadimos el agua.

 

 

 

 

 

 

Dejamos reducir hasta que coja un poco de cuerpo.

Untamos el bizcocho con el caramelo de ron. Parecerá mucho, pero lo utilizaremos todo.

 

 

 

 

 

 

 

Y decoramos a gusto: Unas hojas de menta, frutos rojos… O ¡tal cual!

 

 

 

Consejo: Lo podemos hacer la víspera, quedará muy jugoso al emborracharlo con el caramelo. Es mejor empapar el bizcocho en templado, así chupará mejor el caramelo.

 

 

Síguenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:

hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscríbete pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

 

This entry was posted in Postres.

Solomillo de cerdo en adobo casero al horno

Lo más importante para esta receta es el tiempo. Porque es en el adobo donde necesita reposo. Una vez macerado, lo podemos hacer de varias maneras:

A LA PLANCHA: Cortamos en filetes gruesos y lo cocinamos a la plancha al estilo tradicional.

CONFITADO: Escurrimos el líquido de la maceración, conservando los ajos, el laurel y las especias. Unimos todo ese aderezo de hierbas en medio litro de aceite y cocinamos los solomillos dentro de ese aceite a fuego suave, durante unos 20 minutos. Dejaremos que se hagan por igual por todos los lados, quedando el interior de los solomillos jugoso y rosado. Podemos servirlo caliente o frío cortado en medallones o filetes muy finos.

AL HORNO: Como en este caso, con unas patatas cascadas y aprovechando el líquido y las especias de la maceración.

 

Ingredientes:           (Para seis personas).
  • 2 solomillos de cerdo grandes.
  • 3 o 4 patatas medianas.

 

Para el adobo.

  • 10 dientes de ajo.
  • 250 ml de vinagre.
  • 150 ml de vino blanco seco.
  • 400 ml de agua.
  • 1 cucharada sopera colmada de orégano. Puede ser alguna otra hierba fresca a vuestro gusto, como tomillo, romero…
  • 1 cucharada sopera no muy colmada de pimentón dulce.
  • 1 cucharada sopera sin colmar de sal.
  • 1 cucharada sopera de pimientas enteras (negra o surtida).
  • 2 hojas medianas de laurel.
  • Aceite de oliva para untar los solomillos.

 

Preparación:

Lo primero que hacemos es limpiar los solomillos de exceso de grasa. Reservamos.

Pelamos los ajos y les damos un corte por el medio a lo largo, reservamos.

 

 

 

 

 

 

En un recipiente hondo, he puesto un tupper para poder taparlo, ponemos todos los ingredientes del adobo. Sumergimos los solomillos en el líquido, quedando lo mas cubiertos posible. Tapamos y dejamos macerar durante 24 horas en la nevera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Transcurrido el tiempo, escurrimos los solomillos, los pasamos a una fuente de horno. Pelamos, lavamos y cascamos las patatas y las echamos también en la fuente. Vertemos un chorro de aceite sobre todos los ingredientes.

 

 

 

 

 

 

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Remojamos todo con el adobo del solomillo. Y horneamos durante 90 minutos.

A mitad de horneado sacamos, damos la vuelta a los solomillos y a las patatas, remojamos todo con el líquido de la fuente y seguimos horneando.

 

¡Cómeme….cómeme…!

 

 

Consejo: Me quedó un poco seco el solomillo, así que hornearemos las patatas solas durante 45 minutos, transcurrido el tiempo añadimos los solomillos y en unos 30 minutos más tendremos nuestro asado listo.

 

 

Síguenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:

hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscríbete pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

This entry was posted in Carnes.

Guiso de sepia con alcachofas

 

Otra de esas recetas que aparece sin esperarla y que merece la pena que forme parte de nuestro recetario.

 

Ingredientes:           (Para cuatro personas).
  • 1 kg de sepia.
  • 4 alcachofas frescas grandes.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo medianos.
  • 1 pimiento verde pequeño.
  • 2 tomates maduros grandes o 4 pequeños.
  • 250 ml de agua o caldo de verduras.
  • Aceite de oliva, sal, perejil, pimienta molida.

 

Preparación:

La receta original se hace en una cazuela convencional, yo la he hecho en olla rápida.

Limpiamos la sepia, troceamos en piezas no demasiado grandes, salpimentamos y reservamos.

 

 

 

 

 

 

Limpiamos, pelamos y troceamos finamente la cebolla y el ajo. Reservamos. Limpiamos y troceamos en tacos menudos el pimiento. Reservamos.

 

 

 

 

 

 

 

Pelamos los tomates, los trituramos con la batidora y reservamos.

 

 

 

 

 

 

Echamos aceite en la olla exprés, llevamos al fuego, sofreímos la cebolla, el ajo y el pimiento. Removemos de cuando en cuando, una vez pochado todo añadimos la sepia y el perejil picado, subimos el fuego, que se vaya haciendo todo bien.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y transcurridos unos 5-8 minutos añadimos el tomate triturado. Removemos, que se mezclen los ingredientes.

 

 

 

 

 

 

Limpiamos las alcachofas quitando las hojas más verdes, partimos cada una en cuartos y reservamos.

Echamos las alcachofas y mezclamos bien.

 

 

 

 

 

 

Incorporamos el caldo de verduras.

 

 

 

 

 

 

Removemos, rectificamos de sal y tapamos la olla. Dejamos cocer, desde que empieza el vapor, durante 10 minutos. Retiramos del fuego, cuando podamos abrimos la olla.

 

¡Y vaya imagen, amigos!

 

 

 

Consejo: Como ya sabéis, al ser un guiso, me gusta hacerlo con antelación.

 

 

 

Síguenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

O danos tus sugerencias, opiniones… en el correo:

hola@masqpostres.es

Y ahora si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, te puedes suscribir pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

Sardinas a la sidra

El ingrediente principal de la receta original es el boquerón, pero le he dado un pequeño cambio y lo he sustituido por sardinas pequeñas. Es una receta que llegó a mis manos por casualidad y que espero que os guste.

 

Ingredientes:          (Para cuatro personas).
  • 1 Kg de sardinas pequeñas.
  • 300 ml de sidra natural.
  • 1 cebolleta pequeña.
  • 2 dientes de ajo pequeños.
  • Perejil, aceite de oliva, sal, pimienta.

 

Preparación:

Las sardinas las pueden limpiar en la pescadería, en éste caso las encontré en Mercadona, limpias sin cabeza ni espina central. Las pasamos por el grifo, salpimentamos y reservamos.

 

 

 

 

 

 

Picamos finamente la cebolleta y el ajo, reservamos.

 

 

 

 

 

 

Vertemos aceite de oliva en una cazuela baja y ancha (también puede ser de barro) y llevamos al fuego. Cuando se caliente el aceite echamos la cebolleta y el ajo, sofreímos a fuego lento, que se vaya quedando la cebolleta transparente.

 

 

 

 

 

 

Es el momento de añadir las sardinas (si no nos caben todas a la vez, las pondremos en tandas), las cocinamos vuelta y vuelta. Sacamos el pescado de la cazuela y reservamos.

 

 

 

 

 

 

Agregamos la sidra a la cazuela, subimos el fuego y dejamos reducir durante 5 minutos. Removemos el jugo con unos movimientos circulares de la cazuela, rectificamos de sal.

 

 

 

 

 

 

Retiramos la cazuela del fuego, incorporamos las sardinas, espolvoreamos con perejil picado, tapamos, dejamos reposar unos 5 minutos y servimos caliente.

 

¡Vaya receta más fácil, rápida y sobre todo rica!

 

 

Consejo: Podemos hacer nuestra receta en el momento o también la víspera calentando a fuego suave y removiendo con movimientos circulares la cazuela. Para aquellos a los que les repiten mucho las sardinas, están de suerte, quedan muy suaves y sin su típico sabor.

 

 

Síguenos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

O danos tus sugerencias, opiniones… en el correo:

hola@masqpostres.es

Y ahora si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, te puedes suscribir pinchando en “Suscribir”, en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

 

Scones con fruta

Uno de los alimentos con los que Escocia nos tentará durante nuestro viaje son los scones, panecillos de mantequilla típicos del país.

Parte indispensable de desayunos y meriendas (son unos de los protagonistas de “el té de la tarde”), estos panecillos dulces y de aroma inconfundible típicos de Escocia son, además de irresistibles, muy versátiles.

Como suele suceder con los dulces tradicionales, muchos hogares escoceses tienen su propia receta, de esas que se transmiten de generación en generación.

Os presento ésta receta y el resultado son unos scones riquísimos y sencillos de preparar, listos para tomar con cualquier acompañamiento dulce o salado.

Los más conocidos y los que prepararemos, son los panecillos redondos que se elaboran en el horno a base de harina de trigo, mantequilla y levadura en polvo y que suelen servirse templados y abiertos por la mitad.

Además de la versión básica, en Escocia también encontraremos scones de frutas (con pasas, arándanos o cerezas) y de queso.

Los scones son panes, así que, además de mermeladas (cebolla, naranja amarga, higo, frutos rojos…) también quedan riquísimos con un acompañamiento salado. Podemos incorporar a la masa especias como orégano, canela, ajo o perejil, o queso rallado. En otoño, también podemos hacerlos con calabaza. En cuanto al relleno, prueba las combinaciones que se te ocurran: queso de untar y salmón, jamón cocido y huevo, bacon y cebolla…

Enlaces de otras recetas de postre con frutas:

Galletas de fruta, Pastel de manzana y queso, Caprichitos de avena y plátano, Bizcocho invisible de pera y chocolate, Tarta de ciruelas con mermelada, Gelatina de frutas, Semiesfera de piña.

 

Ingredientes:             (Dependiendo del tamaño 23 unidades).
  • 225 gr de harina de trigo.
  • 70 gr de arándanos. Pueden ser frutos rojos, cerezas, pasas…, lo que más nos guste.
  • 90 gr de mantequilla.
  • 70 ml de leche.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada sopera colmada de azúcar glas.
  • 4 cucharaditas de postre de levadura en polvo tipo Royal.
  • Un poco más de leche para pintar nuestro scones.

 

Preparación:

Forramos una bandeja de horno con papel de hornear, reservamos.

Tamizamos la harina y la levadura con un colador y reservamos.

La mantequilla deberá estar fría.

En un bol grande ponemos la harina y la levadura tamizadas, la sal y el azúcar. Mezclamos todo bien.

 

 

 

 

 

 

Añadimos la mantequilla fría en cubitos, integrándola a la mezcla con la punta de los dedos.

 

 

 

 

 

 

Amasamos levemente, lo justo para conseguir una textura parecida a la de las migas de pan.

Incorporamos las frutas, mezclamos suavemente.

En otro bol batimos la leche con el huevo.

 

 

 

 

 

 

Hacemos un hueco en el centro de la masa y añadimos la mezcla del huevo y la leche poco a poco, removemos bien hasta que los ingredientes secos y líquidos se integren.

 

 

 

 

 

 

Pasamos la masa a la encimera enharinada, amasamos ligeramente una o dos veces, lo justo para conseguir una masa consistente, pegajosa pero manipulable.

 

 

 

 

 

 

Y con un rodillo o las manos (para no romper los arándanos) la extendemos dando un grosor de 3-4 cm.

 

 

 

 

 

 

Precalentamos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.

Con un cortador de masa redondo o un vaso pequeño, cortamos los scones, los colocamos sobre la bandeja de horno forrada dejando espacio entre ellos, barnizamos la superficie con leche con ayuda de una brocha y horneamos durante aproximadamente 12 minutos o hasta que estén dorados. No abriremos el horno durante la cocción.

 

 

 

 

 

 

Podemos servir nuestro postre templado o frío.

 

¡Vaya presencia!

 

 

 

Consejos:

Como siempre os digo el tiempo de horneado es orientativo, cada horno es un mundo. Se conservan bien al día siguiente si los metemos en un recipiente amplio, que no sea de plástico y sin tapar. En un lugar seco y fresco.

  • Para que los scones tengan una textura ligera, es importante trabajar poco la masa y no abrir el horno en ningún momento durante la cocción.
  • Los scones caseros tienen formas imperfectas. Si no nos importa que los tamaños varíen un poco, podemos amasarlos sin rodillo y dividirlos sin cortador para conseguir esta apariencia.
  • Podemos congelar los scones que no necesites cuando acabemos de darles forma (en el momento en el que los meteríamos al horno). Para que no se peguen, primero los meteremos al congelador sin que se toquen (por ejemplo, colocados en una bandeja). Cuando ya estén congelados, podemos guardarlos todos juntos en una bolsa.
    Para descongelarlos, precalentamos el horno y seguimos los pasos de la receta utilizando la misma temperatura que si fueran scones acabados de hacer.
    Si la intención es preparar scones para congelar, es mejor que hacerlos un poco más pequeños de lo normal; se hornean mejor al descongelarlos.

 

 

Visítanos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Danos tus opiniones o consultas en el correo: hola@masqpostres.es

O si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, pincha en “Suscríbete” en el margen superior derecho de nuestro blog o en el inferior desde tu móvil.