«Pecaditos» de limón

Somos muchos a los que nos gustan los postres con cítricos por su sensación refrescante y su acidez, y si son fresquitos para verano mejor que mejor, aunque en este caso no sea así, traemos un dulce sencillo y perfecto para finalizar una comida.

Ingredientes: (Para seis u ocho personas).

Para la base.

  • 225 gr de harina de trigo.
  • 150 gr de mantequilla.
  • 65 gr de azúcar moreno.

Para la crema de limón.

  • 60 gr de azúcar blanco.
  • 180 gr de chocolate blanco para repostería. El de Nestlé postres va perfecto.
  • 180 ml de zumo de limón. Unos 3 limones medianos.
  • 3 huevos talla L.
  • Ralladura de limón al gusto. En este caso de 2 limones.
  • Azúcar glas para decorar. Opcional.


Preparación:

Sacamos la mantequilla de la nevera 1 hora antes de empezar la receta.

Escogemos un molde cuadrado o rectangular, (como no tenía ninguno pequeño, he transformado uno grande de la forma que se ve en la foto), forramos con papel de hornear humedecido en agua y bien escurrido. De forma que me queda una medida de pastel de 19 x 30 cm. Reservamos.

Exprimimos los limones, sacamos la ralladura y reservamos.

De la base.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

En un bol mezclamos la harina con el azúcar moreno, añadimos la mantequilla blanda y vamos haciendo migas con los dedos. Cubrimos con ellas en fondo del molde, aplastamos bien y sin subir por los laterales, dejando una base uniforme. Hormeamos 15 minutos, a 180ºC, calor arriba y abajo. Retiramos del horno y dejamos atemperar.

De la crema de limón.

Derretimos el chocolate en el microondas vigilando para que nos se nos queme.

En un cazo o cazuela mezclamos los huevos, el azúcar blando, el zumo de limón y la ralladura, llevamos al fuego, removemos sin parar justo hasta que parezca que empieza a hervir y la crema ha espesado ligeramente. Vertemos sobre el chocolate derretido y removemos con una espátula hasta conseguir una crema lisa y homogénea.

Montaje.

Volvamos la crema de limón sobre la base horneada, movemos ligeramente el molde para que se iguale, dejamos atemperar y reservamos en la nevera como mínimo 3 horas.

Una vez sólida cortamos en las porciones deseadas y servimos nuestros «pecaditos» espolvoreados con azúcar glas.


Consejo: Lo podemos hacer con antelación reservándolo en la nevera, tapado con film transparente, hasta justo la hora de servir en que partimos y decoramos. Si nos gusta que el sabor a limón sea intenso pondramos más zumo y ralladura. Podemos cambiar el círtrico por naranja, mandarina, pomelo…



Sí­guenos en Facebook: facebook.com/masqpostres
En Instagram: instagram.com/_masqpostres

Mándanos tus recetas, opiniones, sugerencias… a nuestro correo:  hola@masqpostres.es

Y si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, suscrí­bete pinchando en «Suscribir», en la parte superior derecha de nuestro blog o en la inferior si lo haces desde el móvil.

Imprimir

Deja una respuesta