Pastel de carne, berenjena y patata

Esta receta, para no perder la costumbre, es de Karlos Arguiñano. Me pareció muy completa y relativamente fácil de hacer. Lo bueno es que el relleno se puede preparar con antelación, dejando el puré y el montaje para hacerlo en el último momento.

Ingredientes:              (Para cuatro o seis personas).

* 700 gr de carne picada. Yo he puesto de potro, pero a vuestra elección.
* 5 patatas hermosas. Yo he puesto mas porque eran pequeñas.
* 1 cebolla grande.
* 1 berenjena mediana.
* 60 gr de maíz dulce.
* 1 puñado hermoso de piñones.
* 150 gr de queso rallado. El que os guste, yo he puesto de esos paquetes de quesos variados.
* 250 gr de salsa de tomate. Yo he puesto concentrado.
* Aceite de oliva, sal, pimienta.

Preparación:

Lavamos las patatas con piel y las ponemos en una olla con agua y sal a cocer, cuando se puedan pinchar bien con cuchillo. Cuando estén cocidas escurrimos, pelamos, pasamos por el pasa puré y reservamos.

Pelamos, lavamos y troceamos finamente la cebolla. Reservamos.
Pelamos, troceamos en tacos pequeños la berenjena y reservamos, ¡ojo que se oxida y se oscurece!



Ponemos una olla baja y ancha, al fuego y echamos los piñones (sin aceite), dejamos que se doren, retiramos y reservamos.

En esa misma olla vertemos un chorro de aceite de oliva, y pochamos la cebolla. añadimos la berenjena y removemos, que se rehogue todo. Sazonamos.

Salpimentamos la carne.

Un vez que la verdura este blanda, retiramos de la olla y allí mismo echamos la carne. Vamos removiendo para que se cocine, agregamos los piñones y el maíz, seguimos removiendo.

Cuando veamos que la carne tiene pinta de estar hecha, vertemos la salsa de tomate, mezclamos todo bien durante un par de minutos y añadimos la verdura. Seguimos mezclando todo y apagamos el fuego.

Precalentamos el horno a 160ºC, calor arriba y abajo.

Escogemos una fuente de horno y echamos todo este guiso, extendemos bien, espolvoreamos con parte del queso rallado y cubrimos con el puré de patata.

Espolvoreamos el resto del queso y marcamos la superficie con una espátula de manera que queden ondas, como se ve en la foto.

Horneamos a 160ºC, calor arriba y abajo, durante 10 minutos, transcurrido este tiempo, gratinamos a tope, vigilando no se nos queme.

Sacamos del horno, dejamos reposar 5 minutos y servimos.

¡Veréis que espectáculo de receta, y a triunfar!





Consejo: Como os digo al principio de la receta, el relleno se puede hacer con antelación, con lo cual el resto es meno lioso y mas rápido. Aparte de que el guiso va cogiendo todos los sabores.


This entry was posted in Carnes.

Deja un comentario