Borraja en salsa de almendra con mejillones

Esta receta es de Arguiñano, aunque un poco “tuneada”.

Ingredientes:            (Para cuatro o seis personas).

* 1 kg y 1/4 de borraja. Se puede poner de tarro aunque la tendríamos que escurrir y pesar.
* 80 gr de almendra molida.
* 20 mejillones.
* 2 dientes de ajo.
* 8 o 10 lonchas o lascas de jamón muy finas.
* Sal, aceite de oliva, vino blanco, laurel.

Preparación:

Generalmente la borraja ya viene limpia así que la he lavado bajo el grifo, para evitar cualquier suciedad y tierra. Troceamos no muy menuda y la ponemos en una olla rápida, con suficiente agua, pizca de sal y la cocemos durante 12 minutos desde que la olla empieza a hervir. Una vez cocida y cuando la olla se pueda abrir, escurrimos y la reservamos junto con dos vasos del líquido de cocción. Molemos la almendra con el aparato para esos menesteres y reservamos.
Limpiamos los mejillones, también bajo el grifo y los pasamos a una olla con un buen chorro de vino blanco y una hoja de laurel. Los ponemos a fuego fuerte y una vez abiertos los sacamos, colamos el líquido que sueltan, reservamos. Quitamos y tiramos las valvas de los mejillones y reservamos estos.

Pelamos y troceamos los dientes de ajo, los ponemos en una olla ancha y baja con un chorro de aceite de oliva, los freímos y sin que cojan color añadimos la almendra molida, removemos para que se tueste un poco, vamos vertiendo poco a poco el líquido de los mejillones sin dejar de remover. Hasta que consigamos una especie de “besamel ligera”.

Si con el líquido de los mejillones no es suficiente, añadimos el de cocción de la borraja, pero que la besamel no quede demasiado suelta.

Rectificamos de sal teniendo en cuenta que el líquido de los mejillones ya es salado, echamos la borraja, removemos unos 5 minutos, agregamos los mejillones, seguimos removiendo y retiramos del fuego.

Ponemos las lascas de jamón por la superficie y dejamos un minuto. Servimos y ¡a disfrutar del momento!

Consejo: Como os digo siempre con los guisos…es mejor hacer la víspera, para que se mezclen bien los sabores. Y las lascas de jamón las pondremos justo antes de servir.

Deja un comentario