Tarta de mango y requesón

Una tarta casera, un postre con un toque de fruta y queso, relleno de crema de requesón y cubierto con gelatina de mango. Delicada, suave, jugosa y nada empalagosa.

 

Ingredientes:         (Para ocho o diez personas).

 

Para la base.

  • 1 paquete de galletas María o similares. Unas 40 galletas aproximadamente.
  • 250 gr de mantequilla.
  • 1 huevo.

 

Para la crema de requesón.

  • 250 gr de requesón.
  • 2 yogures naturales.
  • 1 huevo.
  • 4 cucharadas soperas de azúcar. Depende de lo golosos que seamos.
  • 2 cucharadas soperas de harina de maíz refinada, tipo Maicena.
  • 1 vaso de leche evaporada. Unos 250 ml.

 

Para la gelatina.

  • 1 mango grande.
  • 3 hojas de gelatina.
  • 75 gr de azúcar.
  • Un chorro de agua.

 

Para la cobertura.

  • 1/2 mango. O lo necesario para decorar nuestra tarta.
  • Hojas de menta para decorar. Opcional.

 

Preparación:

He elegido un molde desmoldable ( 24 x 16 cm) y he puesto papel de horno en la base para desmoldar mejor.

 

De la base.

Dejaremos la mantequilla a temperatura ambiente durante al menos una hora para que coja textura pomada.

Machacamos las galletas en un mortero o un bol grande, que se deshagan, si queda algún trozo no importa.

Añadimos la mantequilla, mezclamos y echamos un huevo, amasamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Extendemos la masa por toda la superficie y bordes del molde elegido (con el fin de que no se nos salga el relleno), dejamos enfriar en la nevera mientras hacemos el resto de la receta.

 

De la crema.

Precalentamos el horno, calor arriba y abajo, a 180ºC.

Colocamos el requesón en un bol amplio, cascamos el huevo, agregamos el azúcar, batimos con las varillas eléctricas.

Añadimos el yogur natural, vertemos el vaso de leche evaporada y batimos con las varillas eléctricas.

Cubrimos la base de la tarta con la mezcla del requesón y lo introducimos en el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 35 minutos.

 

De la gelatina.

Remojamos las hojas de gelatina en agua fría.

Por otro lado, pelamos y troceamos el mango, lo introducimos en un vaso batidor y agregamos el azúcar y el chorrito de agua. Trituramos bien. Reservamos.

En un cazo calentamos un poco del puré de mango e introducimos la gelatina bien escurrida, retiramos del fuego, removemos para que se diluya bien.

Añadimos todo ello al vaso batidor y trituramos de nuevo. Dejamos que se temple.

Cubrimos la tarta con el puré de mango y dejamos gelificar, primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico durante 1 hora aproximadamente.

 

De la cobertura.

Éste paso lo haremos justo antes de servir.

Cortamos unas láminas de mango finas, las pasamos a una sartén caliente sin aceite y dejamos que se hagan un poco por cada lado.

Pasamos nuestra tarta al plato o fuente de presentación …..

Retiramos las láminas de mango de la sartén, dejamos templar y las colocamos sobre la tarta como más nos guste a modo de decoración.

 

 

Consejo: He realizado todo el proceso de nuestra tarta la víspera, excepto la decoración con el mango salteado, que lo he dejado para justo antes de servir. También podemos poner las láminas de mango tal cual, sin pasar por la sartén.

 

 

Visí­tanos en Facebook: facebook.com/masqpostres

En la web: www.masqpostres.es

Danos tus opiniones o consultas en el correo: hola@masqpostres.es

O si quieres recibir al instante nuestras nuevas recetas, pincha en “Suscrí­bete” en el margen superior derecho de nuestro blog o en el inferior desde tu móvil.

Imprimir
Esta receta está incluida en Postres.

Deja un comentario